Cinco ideas para bordar flores

El bordado es una forma de arte, una manera de transmitir al mundo historias, escenas y visiones de la cultura, pero también es una señal de identidad. Para bordar flores, por ejemplo, se requiere de una sensibilidad fina, es una forma de acercarse a lo femenino y a la belleza efímera.

El arte de bordar existe desde las civilizaciones antiguas, en imperios como el Inca, en Perú, las prendas bordadas cubrían a los gobernantes, al considerarse representantes de los dioses. En China, por ejemplo, los bordados existen desde antes del 300 a. C. y fueron fundamentales en la Ruta de la Seda, en la que abundaron los motivos florales y los patrones geométricos.

Por tanto, si quieres aprender esta actividad, bordar flores es una de las prácticas más útiles para desarrollar un buen bordado. Esta vez queremos hablarte de diferentes ideas para bordar flores, para que tu arte trascienda historias familiares, íntimas y quede para las generaciones venideras.

¿Cómo empezar a bordar flores?

1. Usa un kit de bordado en bastidor

Los kits de bordado son una excelente manera de aprender a realizar cualquier estilo de confección. Además, estos vienen con el bastidor y las instrucciones, aclarando el tipo de punto y dando tips para mejorar el desempeño en la actividad. Actualmente, hay varios kits, con diseños distintos y todos los materiales necesarios, para dar tus primeros pasos en esta manualidad, y encontrar tu nueva pasión.

2. Realiza flores pequeñas con puntada tallo

Lo mejor para bordar flores es empezar por patrones sencillos, como las rosas o las margaritas. En el caso de los pétalos, las puntadas centrales deben ser las puntadas tallo, que ayudan a delinear la forma, bien sea en línea recta o curva. Aunque si quieres algo todavía más básico, el punto atrás o pespunte es el básico para aprender a bordar a mano.

3. Acércate a las flores más grandes con kit de instrucciones

Cuando vemos un bordado bellísimo, con múltiples colores y flores, podemos sentir que es demasiado para nuestras manos, sin embargo, no es así. Existen varios kits que facilitarán hacer bordados coloridos y representativos, siempre que sigas las instrucciones. Además, los hay en diversos tamaños, para que poco a poco te pongas nuevos retos.

4. Estudia las puntadas una vez terminado tu bordado

Para bordar flores y mejorar en el proceso es fundamental conocer los diferentes puntos usados en tu bordado y reconocer aquellos que generen un mejor acabado. Conversa con quienes comparten contigo esta afición y encontrarás en ellos muchas recomendaciones para experimentar con el bordado de flores.

5. Imita los bordados de flores antiguos

Como señalamos, el bordado de flores tiene una amplia trayectoria. Estos diseños los encuentras en civilizaciones preincas y también en la época victoriana. Una forma de mejorar es imitando esas hermosas piezas de la dinastía Qing o cualquier otro diseño de épocas pasadas. Generalmente, las guías de bordados antiguas incluían el punto cadena o cadeneta.

Para hacerla, la puntada entra en sentido vertical (de arriba a abajo), y se pasa la hebra por debajo, antes de extraer la aguja, para formar el eslabón o la cadena.

Investiga, imita y revisa tu técnica de bordado de flores, esto contribuirá a que puedas innovar en tus bordados. Por otro lado, para bordar flores, además de la práctica, ayuda tener un objetivo final: pensar en la pieza como un regalo que perdure en el tiempo. El uso de kits de bordado es un gran inicio, ya que te dará las pautas para que vayas conociendo tus primeras puntadas y empieces a darle forma a tus flores y plantas.

Page created using Blog & Page Builder by Reputon